RECETA DE CABELLO DE ÁNGEL

 

El cabello de Ángel es un típico dulce de calabaza que se utiliza en multitud de recetas de repostería y bollería (ensaimadas, bayonesas…), aunque se puede consumir solo, simplemente sobre una buena rebanada de pan tostado. Fácil y delicioso.

Para elaborar este dulce no sirve cualquier calabaza. Solo nos valen las pertenecientes a la especie Cucurbita ficifolia,  que tiene numerosos nombres vulgares: Cidra, Calabaza confitera, chilacayote, alcayota…

La cidra es una buena fuente de fibra, así como de vitamina C y carotenos.  El alto contenido de azúcar de esta receta no la hace apta para personas que deban controlar los niveles de azúcar en sangre.

Ingredientes:

No doy cantidades pues dependerá del peso de las cidras y de si lo queremos más o menos dulce

  • Cidras
  • Azúcar . Puede usarse blanquilla, integral… panela o piloncillo, etc. (según el tipo que usemos variará el color)
  • limones
  • Palo de canela (opcional)

Las cidras tienen  una piel bastante dura así que resulta complicado pelarlas.

Primero las lavaremos bien.

Lo habitual es partirlas en 4 o mas trozos, con la ayuda de un cuchillo grande y afilado (teniendo  mucho cuidado) o, sencillamente,  golpeándolas contra una superficie dura hasta que chasquen.

Introducimos los trozos, con la piel hacia abajo, en una cacerola grande con agua y llevamos a ebullición. El tiempo que habrá de estar cociendo la cidra dependerá del tamaño de los trozos.

Cuando la carne se desprenda con facilidad de la cascara sacamos la cidra del agua, escurrimos y dejamos enfriar lo suficiente para poder manipularla.

Retiramos las pepitas y sacamos toda la carne de la cidra, escurriéndola lo más posible.

Pesamos la pulpa resultante y la pasamos a una cacerola limpia.

Añadiremos una cantidad variable (según gusto) de azúcar. Lo habitual es la misma cantidad de cidra que de azúcar. No conviene utilizar menos de la mitad de azúcar que de carne de cidra

Ponemos al fuego y añadimos el zumo de un limón (para evitar que el azúcar cristalice), una cucharada de ralladura de piel de limón y, si nos gusta, un palito de canela en rama.

Se deja cocer, removiendo con frecuencia, hasta que la mezcla pierda todo el líquido y adquiera la consistencia que se puede ver en la última foto.

Se deja enfriar y ya está  listo para utilizar en tus postres favoritos. También podemos envasarlo en frascos esterilizados. Superenergético.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s