Receta: Acelgas a la extremeña

Acelgas a la extremeña:

Las acelgas, como la práctica totalidad de verduras de hoja, nos aporta un montón de beneficios nutricionales . Son muy ricas en vitaminas y minerales, algunos de los cuales aparecen en cantidades significativas como el caso de los betacarotenos (precursores de la vitamina A, imprescindible para la salud de la piel, de los ojos y del sistema inmunológico y con propiedades antioxidantes) y también nos aporta cantidades interesantes de vitaminas C , K y E, ésta última en menor proporción.  Contienen mucho calcio, sodio, potasio, hierro y magnesio y son un buen aporte de fibras solubles en forma de mucílago, fundamentales para el tracto intestinal.

Aunque se cultiva todo el año, la mejor época para consumirlas es en otoño e invierno cuando las hojas adquieren un fuerte tono verde oscuro.

Personalmente me gustan las verduras cocinadas al dente, pero es que la mayoría de los vegetales sometidos a cocciones prolongadas pierden la mayor parte de su sabor y lo que es mas importante, de sus nutrientes.

Para las acelgas a la extremeña vamos a necesitar

Ingredientes:

1 kilo de Acelgas

2 patatas

1 cebolla

1 diente de ajo

pimentón dulce, a ser posible de La Vera

sal (en poca cantidad, como decíamos mas arriba las acelgas son ricas en sodio)

Aceite de oliva V.E.

Agua para la cocción

 

Pasos:

Limpiamos bien las acelgas en varias aguas (si son de producción agroecológica estarán libres de pesticidas, pero por “contra” es mas fácil que aparezca algún bichillo)

Troceamos las acelgas y las ponemos en una cacerola, cubiertas de agua y con un poco de sal. Llevamos la cacerola al fuego y cocemos durante unos 15-20 minutos. Si las pencas son muy gruesas las podemos poner a cocer antes y pasados 5 minutos añadiríamos las hojas y seguimos cocinando hasta que se cumplan los 20 minutos.

Mientras tanto pelamos y cortamos las patatas y cebollas como si fueran para hacer una tortilla, en lonchas no muy gruesas.

Ponemos el aceite a calentar y freímos las patatas y la cebolla, igualmente como si fuéramos a elaborar una tortilla. Sacamos con ayuda de una espumadera, escurriendo bien el aceite y reservamos.

Una vez cocidas las acelgas escurrimos bien, reservando medio vaso del agua de la cocción.

Retiramos la mayor parte del aceite de la sartén dejando el suficiente para que cubra la base de la misma y sofreímos el ajo picado, teniendo cuidado de que no se nos queme.

Echamos en la sartén las acelgas cocidas y rehogamos unos segundos.

Añadimos una cucharada de pimentón y seguimos rehogando brevemente, teniendo cuidado para que el pimentón no se queme, ya que amargaría, y en seguida  añadimos las patatas y la cebolla que habíamos reservado. Mezclamos bien.  Vertemos el medio vaso de agua de la cocción, subimos el fuego y lo dejamos 2 minutos para que reduzca un poco el líquido. Apagamos el fuego y servimos.

Y listo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s