Receta de Tupinambo

Hoy vamos a hablar de una exquisitez poco conocida, la aguaturma, tupinambo, alcachofa de Jerusalén  o pataca, un tubérculo de origen norteamericano, cultivada ya en tiempos precolombinos por los nativos amerindios y cuyo cultivo se introdujo en Europa a través de Francia a principios del siglo XVII. En tiempos fue bastante consumida, pero acabó cayendo en desuso con la generalización del cultivo de la también americana patata.

Se trata de una planta de la familia de las compuestas  muy cercana a los girasoles, con los que comparte género (Helianthus tuberosus es su nombre científico). Alcanza una altura de casi tres metros y tiene una bonita floración. Se consumen los tubérculos cuyo aspecto recuerda al del jengibre.

Al igual que otros miembros de la familia de las compuestas, como la alcachofa, contiene una cantidad apreciable de inulina , un carbohidrato compuesto de cadenas de fructosa que forma parte de la fibra alimentaria.

Se trata de un interesante compuesto con actividad prebiótica y su consumo favorece el crecimiento y buen desarrollo de la flora intestinal, sobre todo de las bifidobacterias, por lo que se dice que tiene un efecto bifidogénico, aunque tiene el efecto secundario, si se consume en grandes cantidades, de provocar meteorismos.

Al contrario que las patatas aporta muy pocas calorías y su contenido en fibra soluble tiene un efecto saciante, por lo que su consumo moderado estaría indicado para dietas de adelgazamiento.

Y vamos al meollo del tema. Se trata de un tubérculo, como decíamos, que puede sustituir perfectamente a la patata, y que admite practicamente los mismos tratamientos culinarios. Se puede consumir frita en bastoncitos, como parte de una tortilla, cocida, en cremas y  purés e incluso cruda, levemente marinada, o formando parte de una ensalada .

Tiene un sabor muy agradable, con un punto de dulzor, y que recuerda a la alcachofa.

Hoy os presentamos una receta muy sencilla y rica, una crema de tupinambos.

Ingredientes:

Un kilo de tupinambos

un puerro

una patata mediana (opcional)

un vaso de leche (de soja ecológica preferiblemente para la variante vegana)

sal, cominos, dos cucharadas de aceite y

agua para la cocción

 

 

Pasos:

Se limpian bien todos los ingredientes y se pelan convenientemente

se corta el puerro en rodajas finas y se sofríe en el aceite

mientras se cortan en trocitos pequeños  los tupinambos y la patata (la patata se la echo para hacer más cantidad, pero es opcional)

se echan en la cacerola y se cubren con agua

se lleva a ebullición y se deja cocer a fuego medio, añadiendo la sal y media cucharadita de las de postre de cominos (esto, aparte de darle un agradable sabor, nos ayudará a controlar los posibles gases intestinales de los que hablábamos mas arriba)

Una vez veamos que los tupinambos están blanditos, retiramos del fuego, quitamos parte del agua de cocción y le añadimos el vaso de leche. Pasamos por la batidora hasta que adquiera la consistencia cremosa que buscamos

Mientras cortamos en láminas finas uno de los tupinambos, que habremos reservado, y lo freímos en aceite caliente hasta que se dore.

Servimos la crema en cuecos, adornando con las laminitas de tupinambo fritas y listo. Que aproveche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s